22 nov. 2006

Declaración de independencia del Ciberespacio

Cada vez que oigo hablar de neutralidad en la web me acuerdo de esto (escrito por John Barlow):

Declaracion de indepencia del ciberespacio

Battlenight: no me convence

Sinceramente no me ha gustado el juego. No porque sea simple (que lo es), ni porque sea mucho menos adcitivo que el ogame (que lo es). La sencillez del juego y el hecho de que sea menos adictivo que ogame no es problema, es incluso mejor. No te complicas tanto la vida, y no estas pendiente de 300 cosas. Puedes llevar una vida medio normal sin pensar si te van a destrozar las naves (exagero).

Sin embargo hay algo que me molesta, el hecho de que los jugadores de pago tienen muchas mas ventajas que los gratis. En ogame eso no era así. Hasta que no tenías una cantidad ingente de planetas por controlar, no necesitabas una cuenta premium, y aún así podías obviarlo (llegué a estar por debajo del 900 en un universo sin activar nada, puede parceer poco, pero no lo es teniendo en cuenta el tiempo que le dediqué).

Aquí sin embargo se ve claramente que si no compras joyas no te comes nada. El tiempo de misiones se duplica, puedes adquirir objetos mágicos, etc Entiendo que tengan su chiringuito montado y necesiten dinero, pero eso de tener jugadores de 1ª y 2ª no me parece demasiado bien. Creo que la gracia en estos juegos parte de la igualdad de los jugadores, y si hay unos que parten con ventaja... No me atrae demasiado, la verdad.

21 nov. 2006

Me he presentado al concurso 20 minutos

¿Por qué?

Obivamente no albergo ninguna esperanza de ganarlo, sería estúpido por mi parte. La idea es ver si hay gente tan aburrida que se mira todos esos links.

A ver, algún recién llegdo de 20 minutos?

5 nov. 2006

Critica: Yo soy la Juani... ¿y qué?

Bien, vamos a analizar la última película de Bigas Luna. Yo soy la Juani, nos cuenta una historia de superación, una historia de como se vencen las dificultades.. O sea, un truño.

No por los actores, que no lo hacen mal. Verónica Echegui (juani) y Dani Martín (jonah) están en su papel, muy correctos (especialmente Dani Martín, a quien no le suponía ninguna capacidad actoral). Los secundarios defienden bien sus papeles. La ambientación es correcta (la película aunque no se dice, se sitúa en Tarragona). Refleja ese mundo de tunning y de los nens, aunque a veces cae en el estereotipo (por lo que yo pueda conocerlo, que suele ser de lejos).

¿Qué es entonces? La historia. No se aguanta por ningún lado. Es previsible, vacía y carente de interés para cualquiera que tenga más de 16 años. La relación con su novio que le pone los cuernos, una familia humlide que lo pasa mal, ella que quiere ser actriz y se va a Madrid (con lo cerquita que está Barcelona y la cultura de teatro que hay en la zona). Todo su interés es ser actriz, y cuando se encuentra con alguien que le dice la verdad , que estudie, que aprenda ingles, y que se apunte a una academia de interpretación, ella le dice que de eso pasa, porque lo que ella quiere es ser actriz. La amiga obsesionada por ponerse unas tetas más grandes y tirarse a un famoso (¿que pensará el Raúl real de esta película?). No lo pasa mal en ningún momento, no se encuentra a ningún productor que le pida sus servicios carnales por darle un papelillo (el tipo se duerme(?)) O sea, que superarse es cuestión de cambiar de ciudad e ir a esa Meca del famoseo-cutrerío que es Madrid. La vuelta a casa y la ruptura con el maromo, perfectamente previsible. ¿Interés? Ver algunas tetillas jóvenes en buen estado de conservación, pero poco más.

Si Bigas Luna quería pintar un cuadro costumbrista sobre la sociedad tunera, pues vale. Si quería contar una historia que interesara, lo siento pero no lo ha conseguido, al menos conmigo.

Nota: 4 sobre 10