16 abr. 2007

Viajes: Carcassonne

Hoy voy a inaugurar (porque yo lo valgo) una nueva seccion en mi blog: Viajes. ¿Esto que significa? Pues que cuando me vaya a dar una vuelta por ahi lo explicaré. No es que le importe a nadie demasiado, pero igual alguien saca un dato de interés.

Comenzaremos por Carcassone. Me fui con la mujer en Semana Santa. Salimos el miércoles sobre las 9 de la mañana y llegamos a Trebes (al lado de Carcassonne) sobre las 13 h (desde Vilafranca del penedes).

Trebes no fue un buen inicio para el viaje. No nos agradó demasiado el pueblo, quizá por el dia, que estaba gris. Comimos más o menos bien allí, y la señora de restaurante nos dijo si estábamos d evacaciones, cuando nos íbamos y tal ,y nos auguró buen tiempo, augurio que se cumplió.

Antes de seguir debo decir que chapurreo algo de francés, y lo leo bastante bien. Escribirlo, antes me dejo cortar un dedo.

Llegamos a Carcassone unos minutos después de salir del restaurante. Entramos con el coche, por la parte de arriba, en la Cité, ya que desde allí era relativamente fácil hallar el hotel, como en efecto fue. Un poco para abajo, arriba a la derecha, izquierda y listos (si hubiera seguido en la carretera que llegaba desde trebes hubiera llegado más rápido, pero no hubiera visto un pasisaje intersante.)

La cité es una ciudad medieval enmurallada, que tiene a sus pies la Bastide, o ciudad nueva. Es un bonito castillo de cuento (o de exin castillos). En una visita que hicimo posteriormente, nos explicaron que los tejados de las torres no estaban originalmente, que se añadieron en una restauracion en el siglo 19. En mi opinion ya hicieron bien.

Nuestro hotel estaba entre las dos partes de la ciudad, con lo que podíamos llegar a una u otra en cuestion de minutos. No recomiendo especialmente el hotel donde estuvimos, pero tampoco era malo. era simplemente un hotel en el extranjero (poco nos hacemos a la idea de la maravilla de hoteles que tenemos en España). Se llamaba, si no recuerdo mal, Les trois coronnes, pero muy cerca había un ibis que no estaba mal (al menos externamente).

Dejamos las cosas en recepción (la habitacion no estaba aún lista y serían las 4 de la tarde) y nos fuimos a dar una vuelta por la Cité.

Realmente uno tiene la impresion de que ha retrocedido en el tiempo. Las calles y los edificios estan bien conservados, y te puedes sentir transportado unos siglos atras. Obviamente está lleno de resturantes, hoteles y tiendas de souvenirs, pero es un sitio agradable. Comer o cenar en Francia es algo caro para los estándares españoles, por lo que aconsejo llevar comida para hacer picnic. Más que nada porque pagar 13 € por una ensalada y un bistec no es algo que apetezca mucho. Y además comen y cenan muy pronto (comida entre 12-14 h). Cualquiera que haya estado por la france lo sabrá, pero no está de más mencionarlo a los novatos.


En otras entradas seguiré con las rutas que hicimos por la margarita cátara, pero por hpy ya está bien.

Un saludo