13 sept. 2007

La vuelta de Italia

Pego la carta que envié a Vueling por el viaje de vuelta, que fue bastante accidentado. NO pensaba hacerlo aún (iba a esperar al final) pero he visto noticias sobre esta compañia y se me ha refrescado la memoria. ¿Volveré a volar con VUeling? Sí.

Teníamos un vuelo contratado Roma-Barcelona (VY5021) el día 27 de Agosto de 2007. La sopresa fue mayúscula cuando llegamos al aeropuerto de Fiumicino y vemos que el vuelo se ha retrasado de las 14.55 a las 18.50. Se nos facilitó embarcar las maletas (al menos nos pudimos mover sin ellas), y se nos comentó que Vueling nos invitaba a comer (debo decir que aunque esten obligados por ley, se nos dio una comida aceptable, y no el clásico bocata con un agua, punto a favor de Vueling). Sin embargo se incumplió el REGLAMENTO (CE) No 261/2004 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 11 de febrero de 2004 el artículo 9 en su apartado 2, en el sentido en que no se nos ofreció las dos llamadas telefónicas que se supone se deben ofrecer (sin que el cliente las pida), por lo que debi usar mi movil personal para efectuar las llamadas, con el coste que implica la intinerancia. Por otra parte, se supone que se debe ofrecer alimento y agua en cantidad suficiente, y aunque el alimento lo fue, en cuatro horas entra mucha sed. Lo mínimo era que en el avion no se hubiera cobrado el servicio de catering en lo que a bebidas se refiere.

El tiempo pasó sin mas incidentes hasta las 18.00. En aquel momento todos los pasajeros del avión estaban ya en la puerta asignada (B06) para el embarque, cuando de golpe me di cuenta de que había desaparecido de la puerta de embarque el logo de vueling y en consecuencia el vuelo de Barcelona. Comprobé las pantallas y efectivamente, se había pasado el vuelo a la B12, sin previo aviso, y faltando solo unos minutos para el embarque definitivo (ja!). Consulté al personal de tierra del aeropuerto y me dijeron que efectivamente el vuelo ya no salia por allí, pero que lo miraramos en los paneles, que ellos no sabían nada. Esto lo entiendo como una falta de cortesía imperdonable de vueling, ya que después de tener a la gente tirada en el aeropuerto mas de 4 horas, lo mínimo era darnos una informacion completa sobre el cambio de puerta. Entiendo que en estos aeropuertos, se subcontrate el personal de tierra, para eso está, pero en estos casos, los pasajeros merecen algo más de consi! deración. He volado bastante y se que los cambios de puerta es algo de lo que uno debe estar pendiente (fui el primero en percatarme de ello), pero algo mas de informacion hubiera sido bien recibida. Nos dirigimos en caravana hasta la puerta B12, donde efectivamente se procedio al embarque del vuelo a las 19.10 (cuando estaba previsto para las 18.20). La salida del vuelo se produjo a las 19.43, cuando estaba prevista en primer lugar a las 14.55, y mas tarde a las 18.50 (es decir, con casi una hora de retraso adicional, sumando 5 horas totales).

Por si fuera poco al llegar a Barcelona (21.12h)se produjo un retraso de más de media hora al salir las maletas, con lo que conseguíamos salir del aeropuerto a las 22.00h. Fuimos a los mostradores de Vueling donde se nos dijo que el problema era un pajaro que habia entrado en un motor y que no había aviones de repuesto, de ahí el retraso. Esa no se puede considerar una causa de fuerza mayor, ya que es responsabilidad de la compañia tener una flota sufciente para dar el servicio. Por otra parte la impresion que da es que se decidió operar normalmente el resto de las lineas y dejar la de Roma desatendida hasta que se reparase el avion. Desde un punto de vista empresarial puedo entenderlo (sólo tienes problemas con un vuelo y las reclamaciones que tenga se reducen a uno sólo), pero como pasajero lo encuentro inaceptable. Las molestias y retrasos que comporta una cosa así (de
llegada prevista a las 16.40 a llegar a las 21.12), los familiares que te vienen a buscar al eropuerto, plus de nocturnidad en los taxis, gente que perdió vuelos de enlace y que tenia que trabajar al día siguiente, etc. son inaceptables. He sido cliente vueling en varias ocasiones (supongo que en su base de datos debe constar mi DNI y los vuelos que he hecho) y debo decir que siempre me he sentido bien tratado por la compañia, y que la prefiero a otras aerolineas de precio normal. Es más, desde siempre su compañia ha tenido mis alabanzas, por serios, por agradables y porque (pequeños retrasos inevitables aparte) siempre han cumplido bien. No obstante creo que las horas de espera merecen una ompensación. La compensacion que se debe abonar al cliente perjudicado por un retraso es según el el REGLAMENTO (CE) No 261/2004 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 11 de febrero de 2004 el artículo 7 en su apartado 1.a es de 250 por viajero en vuelos de menos de 1500 km.

La respuesta de la compañía fue que esa indemnizacion era sólo para retrasos superiores a 5 horas (no llegamos por un cuarto de hora). Me pidieron disculpas, eso si, y nos han obsequiado con un vale de 40€ por persona de descuento en el próximno vuelo.

He volado lo suficiente para saber que esto les pasa a todas las compañías, pero al menos con ellos me sentí bien tratado.