5 nov. 2010

Yo no te espero /jo no t’espero

Como todo el mundo da su opinión estos días sobre la visita papal, voy a dar la mía. Adelanto que es contraria al despilfarro, pero intentaré dejar de lado la antipatía personal que me provoca esta persona y su organización, y voy simplemente a analizar hechos. Si cualquiera encuentra una contra argumentación que me lo diga, la incluiré y la discutiré.

Cuando se habla de este tema se pueden dar tres grandes justificaciones:


1- Es un jefe de estado.


2- Es publicidad para la ciudad.


3- Es el jefe de la iglesia católica, que sigue mucha gente y si se pueden hacer otras celebraciones, ¿porque no estas?
Y voy a intentar discutir esto punto por punto.

1- Es un jefe de estado:



Es correcto, es un jefe de estado elegido por una oligarquía en la que no se incluyen mujeres. Es por tanto un jefe de estado no democrático. La pregunta es si queremos tener relaciones con un país que margina a la población femenina, que se rige por normas medievales, etc.

Algunos dirán: Sí, pero el rey de Marruecos o Fidel Castro no son tampoco elegidos democráticamente, e intentamos tener buenas relaciones con ellos. Es cierto, pero ahí hay dos pequeños detalles:


1. Estas relaciones se circunscriben al círculo diplomático o político, en un entorno muy concreto, y sin afectar a la ciudadanía de manera escandalosa.


2. A veces sí afectan a la ciudadanía pero porque al país anfitrión (en este caso España, pero daría igual) le interesa por algún motivo. En el caso de Marruecos por el gas, la pesca o las minas de fosfatos, en el caso de Cuba por las inversiones hoteleras. El Vaticano no tiene nada que ofrecernos (¿una exposición itinerante de la capilla sextina?), por lo que no tiene sentido bajarse los pantalones delante de ellos.

Por lo tanto, si no es un jefe de estado democrático ni nos interesa (a nosotros, a él seguro que si para que le subvencionemos su organización) estar a bien con ellos (más allá de una mínima cortesía) ¿Para que este follón?


2- Es publicidad para la ciudad


A pesar de que supongo que Barcelona es bastante conocida en general, puedo admitir que tener más publicidad es siempre bueno. Pero igual con ese mismo coste (2 millones de euros al menos) se puede hacer algo mejor que esto.
Admito que es el único punto fuerte de esta argumentación, pero si es cuestión de ser conocidos propongo jugar la carta Mateo Morral. Tirarle la Sagrada Familia al papa encima seguro que nos tiene en los telediarios durante meses, y pasaría a la historia. Si es sólo por publicidad



3- Es el jefe de la iglesia católica, que sigue mucha gente y si se pueden hacer otras celebraciones, ¿porque no estas?


Esta me la sé. En general se pueden identificar dos tipos de eventos en la vía pública:

a. Espontáneos: Esto suele ser cuando gana el Barça, o el Espanyol (pocas veces, pero al ser perico…). Son sucesos en los que no tienes claro si va a pasar algo o no, pero basándote en experiencias anteriores puedes hacer previsiones. Obviamente no nos encontramos en este caso con la visita papal, que está organizada y se sabe desde hace meses


b. Organizados: Aquí cabría hacer una subdivisión más:


i. Convocados por organismos públicos o saraos tradicionales: Recordemos que los ayuntamientos, gobiernos y demás, son la representación del pueblo. Y acepto que lo tradicional (aunque no veo porque debe ser bueno) disponga del espacio público. Al fin y al cabo nadie que viva en la calle estafeta puede decir que no sabía lo de los San Fermines, o en la calle Sierpes en Sevilla nadie dirá que no sabe que es la semana santa.


ii. Convocados por entidades privadas de manera puntual: Estaremos de acuerdo en que este es el caso del que hablamos. Una organización como la iglesia (sobre la que no haré juicios de valor) organiza la visita de su máximo dirigente. Para ello cerramos 12 islas del Eixample, paralizamos el tráfico rodado, prohibimos a los vecinos que entren en SUS casas o en SUS parkings, etc. Obviamente hace falta un mínimo de seguridad, pero la que menos moleste a los ciudadanos.


Además, para que no se aburra, en lugar de llevarle de donde va a dormir al sitio del sarao, le permitimos que lo haga con un vehículo que entorpece el tráfico por una ruta conocida, en lugar de llevarlo en un coche blindado sin que nadie sepa la ruta (por seguridad, la misma que hace que cerremos 12 islas de casas).


Es que hay mucha gente que lo quiere ver. Pues a esa gente se le ponen pantallas en un sitio donde no molesten (el forum, por ejemplo, o el estadio olímpico). Entiendo que en este caso, al ir a consagrar una iglesia no puede hacer el bolo en otro sitio, pero la gente que cabe es la que cabe. La que no a donde no moleste (igual que hacen con los guiris borrachos cuando el barça juega champions). Cuando U2 actúa si hay más gente que la que cabe o hacen más bolos o se aguantan, no paralizan media ciudad.

En Resumen, que para un sarao religioso, el despliegue es exagerado, y s ele permiten cosas que a otros no se le permitiría.



Es obvio que todo esto está escrito sin tener en cuenta la religiosidad del tema, pero es que es algo que no se puede tener en cuenta. Porque la religión es una opción personal y no debe afectar a los asuntos públicos.